Reading time: 3 minutes

Septiembre es uno de nuestros meses favoritos del año porque nos da la oportunidad, cada año, de organizar una nueva edición de nuestro evento @TheEdge en Italia. Nuestro evento anual reúne a nuestro equipo, socios, clientes y amigos en una jornada de charlas sobre TI e innovación. Este año hemos tenido el maravilloso placer de contar con la participación del astronauta e ingeniero de la Agencia Espacial Europea (ESA), Paolo Nespoli, quien ha compartido con nosotros sabias e ingeniosas historias sobre su vida como astronauta, pero también sus consejos sobre cómo superar los desafíos.




Como ya saben, a nosotros también nos encantan los desafíos y nos ilusionó saber que el Sr. Nespoli compartió gran parte de nuestra filosofía. ¿Cómo creemos que deben superarse los desafíos? He aquí algunos consejos, compartidos por el propio Sr. Nespoli, junto con nuestras experiencias como empresa:

1. Tome el control de su futuro.

Este consejo se aplica tanto a personas como a organizaciones. Si tiene un sueño, está en su poder convertirla en realidad. En los negocios, es importante observar las estadísticas antes de tomar medidas, pero no debe basar sus decisiones únicamente en la experiencia de los demás. Si tiene una meta clara y un plan para alcanzarla, solo tiene que trabajar para alcanzarla.

2. Crea en usted mismo y no se rinda.

Este es un buen consejo personal, que también puede aplicarse al mundo de los negocios. Cuando se trabaja en un nicho innovador, las cosas no siempre parecen prometedoras. La innovación implica poner sobre la mesa algo «nuevo», y eso suele despertar algunas voces escépticas. Pero si tiene una buena idea o un buen producto; es decir, algo diseñado para traer un cambio positivo al mundo, y realmente cree en ello, no se rinda. El éxito viene de la perseverancia.

3. Concéntrese en el conocimiento, la competencia y la atención.

A la hora de formar nuestro equipo, siempre hemos buscado profesionales que sean muy buenos en su campo de trabajo. Hemos buscado personas que tengan experiencia, conocimientos y un conjunto de habilidades bien desarrolladas. Además, la atención a los detalles y las tendencias es algo que siempre tenemos en cuenta, como equipo.



4. Forme parte de un equipo y sea consciente de su papel.

Rara vez logrará grandes cosas solo. Es más fácil hacerlo en un equipo, donde cada persona aporte sus conocimientos y experiencia. Además, cada persona, sea como parte de un equipo directivo o como parte de una operación de asistencia, tiene un papel importante dentro del gran esquema de cómo funciona una empresa. Todo el mundo debe tener la oportunidad de brillar en el lugar de trabajo. Solo a través de un equipo fuerte, nuestros esfuerzos darán sus frutos a largo plazo.

5. Tome decisiones rápidas y utilice todos los recursos de forma eficiente.

Vivimos en un mundo digitalizado donde el tiempo es dinero. «Acelerar» es parte de nuestro lema, porque creemos que, hoy en día, la velocidad es esencial. Y nos ceñimos a esta mentalidad en toda nuestra organización, desde nuestro departamento de ingeniería, que utiliza un enfoque «ágil», hasta la manera en que respondemos a las peticiones de los clientes. Como empresa, nos esforzamos por evitar actividades que lleven mucho tiempo y, en cambio, ofrecemos reacciones inmediatas a las necesidades de nuestros clientes.



6. Sea flexible y no tenga miedo de salir de su zona de confort.

Los productos de Syneto han cambiado mucho desde que la empresa se fundó. Esto se debe a que no nos limitamos a seguir una «receta» bien probada, sino que hemos desarrollado productos que se ajusten a las necesidades de nuestros clientes. A medida que estas necesidades se han ido refinando, también lo han hecho nuestros productos. Hemos crecido junto con nuestros socios y clientes, hemos adoptado nuevas tecnologías, nuevas filosofías y nuevas formas de diseñar soluciones eficientes.

7. Acepte los desafíos y transfórmelos en oportunidades.

Este es el mejor consejo que hemos recibido en mucho tiempo y compartimos la opinión del Sr. Nespoli al 100 %. No se pueden evitar los desafíos, pero es la manera en que los abordamos lo que marca la diferencia.